Hombre viajando en taxi

Un pasajero (Elias Viñoles) toma un taxi y hace deambular al chofer (Cristian Sancho) por varios lugares de una Buenos Aires nocturna. En otro plano, sus alter ego (Nahuel Mutti y Martín Urbaneja) hacen el mismo viaje.
Cuatro hombres, dos planos, dos maneras de convivir con el mismo deseo.
En uno, las idas y vueltas entre el taxista y su tripulante. Ellos se acercan, se distancian, hablan de sus vidas y muestran su histeria.
En el segundo plano, él consigue lo que quiere del otro con total inhibición. Hay cercanías y cuerpos que se expresan.
Entre sus mundos se intercalan lo onírico y lo real. No hay viaje más trascendente que de los que desean.
Una puesta original que habla de hombres urbanos. Buenas actuaciones, canciones y  bailes que, conjugados de correcta manera, alimentan esta atmósfera pesada que se da entre ellos. Todo con la precisa dirección que Ricky Pashkus, un entendido en el tema, como nos tiene acostumbrados.
“Esta obra de Leonel Giacommeto, con música de Nico Cota y coreografía de Facundo Mazzei es una experiencia totalmente nueva para mí. Su música electrónica y coreografías, su nocturnidad y su clima se alejan del clima de comedias musicales y se interna en el universo de seres que viven atados a sus deseos, con la bendición que esto significa y con la cárcel que termina siendo no poder dejar de desear”, comenta Ricky Pashkus.


Ficha técnica:
Actores: Cristian Sancho, Elias Viñoles, Nahuel Mutti y Martín Urbaneja
Ensamble: Milagros Michael, Nicolas Di Pace Sacha Bercovich, Pablo Juin, Hernán Cáceres, Fernando Castro, Yasmin Corti, Juan Fonsalido, Rodrigo Gauna, Conrado Moressi, Pedro Moscoso, Franko Quiles y Pedro Emanuel Vega.
Dramaturgia: Leonel Giacometto.
Música: Nicolás Cota.
Dirección: Ricky Pashkus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario