Yiya, el musical

María de las Mercedes Bernardina Bolla Aponte de Murano, o simplemente “Yiya” (Karina K), es conocida en la historia policial argentina como “la envenenadora de Monserrat”. Un mujer de clase media alta, mal hablada y fanática del teatro de revista, que en 1979 estafó y luego envenenó con masitas a sus tres mejores amigas (Virginia Kaufmann, Iride Mockert y Tiki Lovera)
Ellas, junto a su marido (Patricio Contreras), su hijo (Tomas Fonzi) y su amante (Fabian Gianola) conviven con su carácter especial y su humor negro, sin sospechar nunca de aquella tarde del fatídico final.
El equipo de creadores de “…Y un día Nico se fue” (Ricky Pashkus en la dirección, Osvaldo Bazán en la dramaturgia y Ale Sergi en la música) vuelven a incursionar en el género de la mano de la talentosa Karina K. Histriónica, graciosa, y con una voz hermosa, dota a este particular personaje de matices bien trabajados, donde sobresale, una vez más, capacidad interpretativa. El resto del elenco acompaña muy bien su fuerte presencia escénica.
Concebida como una revista, la Yiya original era fanática, los actores juegan sobre una gran escalera luminosa donde se van montando los distintos cuadros de la obra, con históricas referencias a lo que fue el género en nuestro teatro.
La música festiva y las lindas coreografías, creación de Alejandro Ibarra, hacen que el disfrute sea completo. Y todo se vuelve muy divertido.
La cartelera porteña celebra la apuesta por un nuevo musical argentino. Una historia de asesinatos ,codicia, infidelidad, deseos, traición y bombas de crema.


Ficha técnica:
Actores: Patricio Contreras, Tomás Fonzi, Fabián Gianola, Karina K, Virginia Kaufmann, Tiki Lovera e Iride Mockert.
Dramaturgia: Osvaldo Bazán.
Dirección: Ricky Pashkus.
Música: Ale Sergi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario