La vida probable

Un grupo de cinco amigos (Diego López Domínguez, Federico Iglesias, César Riveros, Luciana Serio y María Viau) se preparan para irse después de haber cenado en la casa de uno de ellos. Pero en ese instante, algo los detiene. Y en el retraso de esa partida sucede "La vida probable".
En ese lugar, un campo perdido en la provincia de Buenos Aires, en medio de la noche, fría por momentos, calurosa por otros, surgirán varias charlas. Conversaciones que se prolongarán, y que hablarán de lo que son, y de lo que fueron, entre novedades de diario de pueblo, y una invasión de hormigas.
¿Qué los detuvo? ¿Por qué siguen allí? ¿Que esconde esa espera?
La sucesión de relatos arman las líneas de la obra, con una dramaturgia bien trabajada por Pablo Caramelo, quien supo ser preciso en las marcaciones que los texto requieren. Las interpretaciones de los cinco actores se retroalimentan, las individualidades así se suman para dar solidez al grupo, que juega de forma interesante en el espacio.
La compañía “Los impacientes” se formó en 2013 con un grupo de actores egresados de la Universidad Nacional del Arte (UNA). El grupo, que en 2015 estrenó “La vida compartida”, reconoce cierta inquietud por indagar en la retórica, los cuerpos, y los sujetos. Y así lo demuestra, con un buen trabajo logrado, también con esta obra.


Ficha técnica:
Actores: Diego López Domínguez, Federico Iglesias, César Riveros, Luciana Serio y María Viau.
Guión: Pablo Caramelo.
Dirección: Pablo Caramelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario