Un día es un montón de cosas

Elías (Alejandro Pérez) es el padre de una familia de judíos ortodoxos que pierde el rumbo de su vida cuando su mujer desaparece dejando un enigmático mensaje. Por ello, Natán (Enzo Pedroni), su hijo, inicia terapia con Adrián (Christian García), quien se verá envuelto de manera poco convencional, junto con su mujer (Marinha Villalobos) y su hija punk (Mora Arenillas) en esta particular y enigmática problemática.
Ganadora del Premio Germán Rozenmacher de Nueva Dramaturgia en 2013, “Un día es un montón de cosas” es una comedia inteligente que habla del abandono, una perdida inesperada, con su consecuente duelo y reacciones un tanto "movilizantes".
Personajes graciosos, excéntricos, bien interpretados, para un texto, profundo pero no solemne, a cargo de Jimena Aguilar, su directora, también interesantemente trabajado.
Las caracterizaciones y particularidades del mundo judío, son bien conocidas por la autora, jugando en esa particular relación padre - hijo.
Los cruces de vidas tan distintas, con chistes efectivos, vuelve a la obra entretenida. Y deja pensando en las necesidades humanas, las relaciones entre los hombres y las mujeres, en situaciones, a veces, extremas. 


Ficha técnica:
Actores: Alejandro Pérez, Enzo Pedroni, Christian García, Marinha Villalobos y Mora Arenillas.
Dramaturgia: Jimena Aguilar.
Dirección: Jimena Aguilar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario