Santos de yeso

Buenos Aires, Septiembre de 1955. Marta (Cecilia Sgariglia) quedó viuda recientemente. Tras la muerte de su esposo sólo encuentra consuelo en el Padre Alberto y en sus rezos que repite sin parar. José María (Matías Milanese) es su hijo, quien una noche llega a su habitación, volando de fiebre, exclamando el nombre de su ser amado. En ese mismo lugar, escondido en un baúl, este joven conserva 21 santos de yeso. Ellos revelarán un oscuro secreto que les hará replantear sus creencias, pero, sobre todo, su relación madre e hijo.
El debut de Nicolás Sorrivas como director y guionista nos trae una obra interesante donde combina, de prolija manera, tres temas fuerte como lo son la política, la religión y la homosexualidad, en el siempre jugoso vínculo filial. Con textos bien jugados por parte de sus protagonistas, supo hacerlos lucirse en sus roles con argumentos convincentes de un lado y del otro, en una época de la historia argentina que si bien por momentos nos parece lejana, nos constituye, y todavía quedan resabios. 
El enfrentamiento en esa habitación se vuelve vital, y conmueve al espectador. "Santos de yeso" es de esas obras necesarias, que revisa la historia, y nuestras formas de ver ciertos temas.

Ficha técnica:
Actores: Matías Milanese y Cecilia Sgariglia.
Guión: Nicolás Sorrivas.
Dirección: Nicolás Sorrivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario