El padre

Andrés (Pepe Soriano) tiene 80 años, fue bailarín de tap y vive en París con su hija Ana (Carola Reyna) y su yerno Antonio (Fabián Arenillas) ¿O realmente fue ingeniero y su hija Ana vive en Londres con Pedro (Gabo Correa), su actual pareja?
Andrés comienza a sentir que su vida se ha fragmentado, producto de un mal de Alzheimer que avanza. La única certeza, de las múltiples situaciones que lo confunden, es que sigue en pijama, y no encuentra su reloj. 
Con un texto bien elaborado, con la difícil línea bien balanceada entre el drama y la comedia, el multipremiado autor frances Florian Zeller, planteó una historia en forma de rompecabezas. El espectador, así, vivirá en la cabeza de este anciano, perdido y perturbado, por los desarreglos de su memoria.
Un interesante guión para una excelente actuación, con un protagonismo de Pepe Soriano, que construye un personaje sumamente entrañable. Dotado de sutiles matices, con sus 86 años, emociona y provoca aplausos de pie. Acompaña una sensible Carola Reyna, inmersa  en esos laberintos que requieren la toma de decisiones; y un correcto resto del elenco, para una obra conmovedora. Daniel Veronese supo muy bien aprovechar el talento de sus actores para sacarles el provecho. 
"El padre" es  un rato de teatro directo, sin desperdicio, que interpela con sensibilidad, sobre los estragos de la vejez. 


Ficha técnica:
Actores: Fabián Arenillas, Marina Bellati, Gabo Correa, Carola Reyna, Pepe Soriano y Magela Zanotta. 
Dramaturgia: Florian Zeller.
Adaptación: Federico González del Pino y Fernando Massllorens.
Dirección: Daniel Veronese.

No hay comentarios:

Publicar un comentario