Dejarse ir

Tres vecinos (María Viau, Gabriel Yamil y Fernando Musante), de cualquier suburbio de la ciudad, comparte medianera, sus días, e historias. En aquellas fechas festivas de un nuevo fin de año, Antonio y Ramón, como dos héroes de película norteamericana, escolta a una triste Aída, que habita “entre” ellos. 
Los tres, por esas cosas de la vida, cuidan a sus respectivas ancianas madres. Vínculos dependientes, personas resignadas a una cotidianeidad monótona, sometidas, y, a la vez, acechadas por una invasión de moscas. 
¿Qué esconde detrás esta plaga? El suspenso se adueña de la platea con el transcurrir de la historia, con guión de Luis Quinteros, que interpela al espectador desde el misterio.  
Con una puesta particularmente interesante, se puede ver, en simultáneo, las vidas de estos tres vecinos, jugando con el espacio, y la iluminación, bajo la precisa dirección de Mauro Molina. 
Tres intensas actuaciones con una conmovedora María Viau, quien ya nos tiene acostumbrados a estas interpretaciones viscerales, cuyo talento muestra en cada personaje que le toca hacer.
“Dejarse ir”, significa partir, abandonar(se), cortar el cordón umbilical, romper con algo, que está ahí, las obligaciones morales, la vida miserable, y los deberes afectivos. 



Ficha técnica: 
Actores: María Viau, Gabriel Yamil y Fernando Musante. 
Guión: Luis Quinteros. 
Dirección: Mauro Molina. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario