Demasiado cortas las piernas

En el hogar de una familia pequeño burguesa conviven el papá, la mamá (Lala Mendia) y la niña (Julieta Vallina). Pero esa relación filial entre el progenitor y su hija guarda un secreto. El amor entre ellos se da “sin límites”, y es totalmente consentido por la chica, algo que a lo que se entrega con normalidad. 
"Hay que adaptar el código penal. Un beso en la boca no tiene nada de raro. Hay chicos que quieren que sus padres los besen en la boca, ¿qué tiene de malo?”, argumenta la joven.
Un grupo de creativos (Cinthia Guerra, Julián Krakov, Matías Labadens, Francisco Lumerman y Javier Rodríguez Cano) miran desde afuera la historia, y con sus relatos suman datos, cuestionan, comentan las procederes y sentimientos de esta niña, que se debate en un entramado de voces y discursos terapéuticos, morales y personales.

Esta narración quebrada de una vida fragmentada tiene su correspondiente correlato en una puesta en escena delimitada por diferentes espacios. El juego entre los actores es interesante, con una destacada Julieta Vallina, intensa, que conmueve, para un relato fuerte, que impacta de lleno. 

“Demasiado cortas las piernas” es la historia real de la vida su autora suiza, Katja Brunner, que con apenas 18 años escribió sobre la relación incestuosa con su padre. Texto que le valió el premio más grande de la dramaturgia alemana en el Festival Mülheim.   

La obra se presenta en Timbre 4 luego de haber sido estrenada en el Festival de Dramaturgia Europa + América, donde se presentaron 10 obras de autores del viejo continente nunca mostradas en Argentina.


Ficha técnica:
Actores: Lala Mendia, Julieta Vallina, Cinthia Guerra, Julián Krakov, Matías Labadens, Francisco Lumerman y Javier Rodríguez Cano. 
Guión: Katja Brunner. 
Traducción: Carla Imbrogno. 
Dirección: Diego Faturos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario