Dios mio

Ana (Thelma Biral) es una psicóloga prestigiosa con un hijo autista (Esteban Masturini), que un día recibe una misteriosa llamada por teléfono. Un hombre (Juan Leyrado) le pide su ayuda y solicita una sesión de terapia urgente.
El encuentro no tarda en darse, y para la sorpresa de ella, descubrirá que tiene ante sí a un Dios abatido por el mundo actual, y dispuesto a terminar con toda su creación. Pero ¿por qué el Supremo no está satisfecho con lo que él mismo creó?
Esta sesión de análisis, original y cautivante texto de la escritora israelí Anat Gov, no será tan sólo una manera de intentar salvar al creador del mundo en su crisis existencial, sino que también se convertirá en una forma de conocer los motivos que lo llevaron a concebir al hombre y la mujer. Todo ello sin obviar reproches sobre la existencia que esta atea terapeuta hará.
El dúo protagónico brinda actuaciones interesantes, bajo la siempre correcta dirección y trabajo de Lía Jelín. Thelma Biral, le pone cuerpo a una conmovedora profesional, que más allá de tener que lidiar con los problemas de su vida, bien Esteban Masturini como el hijo autista, tendrá que enfrentar la no tan fácil situación de este Dios. Por su parte, Juan Leyrado, varía en matices con un personaje que irá desde lo reflexivo y tierno, a un desesperado lleno de ira. La potencia de ambos en escena alcanza puntos fuertes cuando los reproches y las respuestas se tornan tensas.
Cargada de ironías, “Dios mío” es una comedia que mezcla el humor con grandes reflexiones sobre el significado de la vida. Múltiples lecturas que seguramente abrirán el debate a la salida de la sala. 


Ficha técnica:
Actores: Thelma Biral, Juan Leyrado y Esteban Masturini.
Guión: Anat Gov.
Adaptación: Jorge Schussheim.
Dirección: Lía Jelín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario