La niña jamón

Dora (Cecile Caillon) y su hijo Eugenio (Demián Salomón) tienen una relación simbiótica agobiante. Juntos esperan la visita de Eugenia (Sol Ricci), la nueva novia de él, quien su madre todavía no conoce, y de la cual espera que sea la mujer adecuada.
La cena comienza con los habituales nervios y desencuentros que puede llegar a significar una situación así. Pero con el correr de los minutos un marco tragicómico envolverá el ambiente, y de las extravagancias aflorarán las miserias de estos personajes.
La intimidad de una familia que solo intenta ser feliz, y todo lo que ellos hacen por lograrlo, pueden llegar a ser la premisa de “La niña jamón”. Con esta base, la dramaturga, también directora de la obra, Laura Avelluto, construye un texto exquisito.
Una estructura narrativa que crece en tono de comedía, andando entre las más desopilantes acciones, hasta llegado el momento en que, sin perder ésto, la historia vira hacia un costado siniestro. Así, por momentos, el clima se tensa, y la intriga de lo que está por suceder aumenta.
Este sólido guión está perfectamente sostenido por tres interpretaciones parejas y precisas, a la altura de la historia. La cercanía a los actores que brinda la sala del Multiespacio JxI favorece también a que se viva mucho más de cerca lo que sucede en ese living, del que casi somos parte, y no se pierdan detalles de las expresiones y gestos.
Cada palabra está puesta en su correcto lugar, la originalidad del relato divierte hasta que esa risa se va tornando en una mueca de espanto, y quedará adentro una mezcla de sensaciones.



Ficha técnica:
Actores: Cecile Caillon, Sol Ricci y Demián Salomón.
Guión: Laura Eva Avelluto.
Dirección: Laura Eva Avelluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario