Made in Lanús

1987. Patio de “el Negro” (Carlos Simón) y “la Yoli” (Silvia Hidalgo) en el popular barrio de Lanús, provincia de Buenos Aires. Hasta allí llegan, después de 10 años de forzado exilio en Estados Unidos, Mabel (Flavia Vitale), hermana del dueño de casa, y su marido Osvaldo (Walter Ferreyra Ramos). El reencuentro, después de tanto tiempo, y las situaciones vividas por ambas parejas, traerán tanta nostalgia como reproches.
Esa evocación a otros tiempos, los felices, y los que todavía duelen, despiertan las emociones encontradas de estos cuatro, cuyos argumentos por irse o quedarse, defenderán con razón y corazón. 
Una comedia dramática bien argentina en la que la identificación del espectador surge en cada dicho, con cada acto. Tan nuestra como ese mate o la picada que en escena es la excusa de las sucesivas charlas.
Un clásico nacional, con un texto probado como es el de Nelly Fernández Tiscornia, adaptado fielmente, a cargo de cuatro actores que emocionan, con la ternura y la dureza necesarias. Creíbles en sus interpretaciones y sus matices, con buena química entre ellos en el escenario. 
La música de época y la iluminación acompañan los climas contados, y dan el marco perfecto para recrear esos tumultuosos fines de la década del 80 en nuestro país. La puesta es sencilla, pero totalmente funcional a lo que quiere ser contado.
Cuatro almas enfrentadas y ligadas por su terruño; voluntades que lucha contra el desarraigo, y un solo dilema, irse o quedarse.


Ficha técnica:
Actores: Flavia Vitale, Silvia Hidalgo, Walter Ferreyra Ramos, Carlos Simón.
Dirección: Walter Ferreyra Ramos.
Guión: Nelly Fernández Tiscornia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario