Continente viril

Febrero de 1984, base militar argentina en la Antártida. Allí, tres hombres conviven forzadamente: el capitán Menéndez (Gustavo Castellano) que añora los tiempos dictatoriales; un sargento entrerriano sumamente obediente (Pablo García); y un civil “administrativo” adicto a la lectura (Sebastián Dartayete). Ellos pasan sus horas heladas en esa cubetera, que, pareciera, se derrite. Hasta ese lugar llegará un científico romántico (Santiago Rodríguez) para estudiar por qué las colonias de pingüinos están alterados y se suicidan.  
Blanco, frío, viento, soledad. El estar así hará que estallen las bajezas de estos cuatro argentinos, al sur del fin del mundo.
Virgina Lombardo dirige este probado, efectivo, acido y desopilante texto de Alejandro Acobino, Premio Germán Rozenmacher de Nueva dramaturgia, Edición III Festival Internacional de Buenos Aires.
La profundidad del escenario y la puesta en escena ayuda a que la historia se desarrolle en distintos planos, lo que vuelve interesante lo narrado. El uso de la iluminación y la música también acompañan las sólidas interpretaciones de los cuatro protagonistas. 
Los años post dictadura sintetizados en cuatro hombres, que dicen mucho sobre la sociedad de aquellos años. Y la metáfora de que siempre hay alguien que lucha hasta las más terribles consecuencias para que el pueblo conozca la verdad.


Ficha técnica:
Actores: Gustavo Castellano, Sebastián Dartayete, Pablo García y Santiago Rodríguez.
Guión: Alejandro Acobino.
Dirección: Virginia Lombardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario