El hombre elefante

Joseph Merrick (Alejandro Paker) fue conocido en la Inglaterra de mediados del S.XIX como “el hombre elefante”, debido a una terrible enfermedad incurable que le produjo deformaciones en todo el cuerpo.
Víctima del maltrato, burlas de todo tipo, y distintos abusos, fue condenado a pasar gran parte de su vida trabajando en circos y ferias, como parte del espectáculo de fenómenos en la capital inglesa. Su vida sólo encontró sosiego cuando en sus últimos años fue alojado en el London Hospital.
La historia de “El hombre elefante”, de Bernard Pomerance, está inspirada en el caso real de Joseph Merrick y las malformaciones que padeció desde muy pequeño. Una vida que en 1980 fue llevada al cine por David Lynch, y fue motivo de varios documentales en los que se investigó la enfermedad llamada “elefantitis”.
Esta versión argentina está adaptada por Fernando Masllorens y Federico González del Pino, y para su rol principal fue elegido el talentoso Alejandro Paker, que encarna a un papel tan difícil como exquisito. El trabajo corporal con el que dota al personaje es admirable, y tras ese caparazón, la ternura y la bondad, en dos de sus principales cualidades. Una enorme carga sentimental con la que vuelve a lucirse en los escenarios porteños.
El resto del elenco acompaña correctamente, bajo la precisa dirección de Daniel Suárez Marzal.
Un obra que emociona e invita a pensar sobre nuestros valores como especie, que interroga sobre la discriminación, y pone en cuestionamiento el mundo de la apariencia. Y así interpela, e instala la pregunta, quizá sin respuesta, de quién es el normal en la sociedad en que vivimos.


Ficha técnica:
Actores: Alejandro Paker, Julieta Cayetina. Alejandro Zanga, Nicolás Pérez Costa, Gabriela Bevacqua, Sebastián Blanco Leis, Alejandro Rattoni, Alfonso Burgos.
Guión: Bernard Pomerance.
Adaptación: Fernando Masllorens y Federico González del Pino.
Dirección: Daniel Suárez Marzal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario