Esperando a Godot

Vladimir (Bruno Giraldi) y Estragon (Fabian Calixto) esperan en un espacio inhóspito a alguien que se llama Godot, con el que, quizá, tengan alguna cita. Ese no tiempo será interrumpido un día por Pozzo (Adrián Malta), hombre que afirma ser el dueño de la tierra donde se encuentran, quien arrastra a un fiel y resignado sirviente llamado Lucky (Leandro Castro).
Las situaciones pasan y la angustia los lleva al límite. El tedio y la carencia de significado de sus devenires, allí, frente a un árbol, lo complejizan todo. Y la repetida llegada de un niño (Nicolás Canaveri), que les dice que a quién desean ver “no llegará hoy pero mañana seguro que si”.
El clásico texto de Samuel Beckett, escrito entre 1948 y 1949, se repone en los escenarios porteños, con una propuesta que intenta reunir en el mismo escenario al autor irlandés con Constantin Stanislavki, ya que el método de las acciones físicas fue el elegido para interpretar los roles.
Calixto y Giraldi, directores de la obra, pretendieron una puesta sencilla para que lo dicho contribuya a la organicidad de las interpretaciones. Así el peso recae en el siempre interesante texto y sus derivaciones metafóricas. Es difícil lograr un mejor trabajo cuando las condiciones de la sala no son las adecuadas. Y eso sucede con el abandonado auditorio del Bauen. 
“Esperando a Godot” es un poema sobre el tiempo, la humanidad y el misterio de la existencia, que con 50 años de historia no pierde vigencia.


Ficha técnica:
Actores: Bruno Giraldi, Fabián Calixto, Adrián Malta, Leandro Castro y Nicolás Canaveri.
Guión: Samuel Beckett.
Traducción: Ana María Moix.
Dirección: Bruno Giraldi y Fabián Calixto.

1 comentario:

  1. Excelentes interpretaciones... una obra que penetra y conmueve. Felicitaciones a todos!!! Me encantó! :)

    ResponderEliminar