La razón blindada

Dos presos políticos (Daniel Begino y Roberto Monzo) se juntan todos los domingos al atardecer para contarse la historia de Don Quijote y Sancho Panza. Lo hacen desde las limitaciones más extremas que se supone el estar preso en una cárcel de alta seguridad. Pero esos encuentros suponen la necesidad vital de relatarse cuentos que los salven, que los transporten a una aventura situada en la imaginación, donde el dolor más terrible puede ser mitigado por otra realidad, inventada.
“La razón blindada”, escrita por Arístides Vargas, y dirigida por Florencia Suárez Bignoli, está basada en “El Quijote” de Miguel de Cervantes, “La verdadera historia de Sancho Panza” de Franz Kafka, y en las narraciones que hiciera Chicho Vargas (hermano del autor), y otros presos políticos de los 70 en la cárcel de Rawson.
Una sencilla puesta pero original, con dos sillas y tres mesas con ruedas, que se acomodan con gran sentido coreográfico. Todo está en función de los dos protagonistas, quienes en cuerpo y alma brindan actuaciones magistrales. Sus movimientos trascienden, pero también los jugosos diálogos que plantea el guión, brindando una redondez completa. Hacen reír y emocionan. Bien marcada es la dirección en un juego teatral interesante, con esta tensión del estar preso, y la liberación a través del relato.
Poner en escena un texto dramático tan profundo y poético cruzado con la historia real no es tarea sencilla, y con “La razón blindada”, el resultado es una versión intensa que el espectador disfrutará, de un autor bien rescatado por Suárez Bignoli.


Ficha técnica:
Actores: Daniel Begino y Roberto Mongo.
Guión: Arístides Vargas.
Dirección: Florencia Suárez Bignoli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario