Secretos que lastiman

Alberto (Nazareno Molina) es un joven que vive refugiado en la niñez. Freeman es su héroe favorito, alguien “super poderoso, con los super poderes, que ayuda a la gente que está con miedo, que está mal. Un héroe que combate a los enemigos y los derriba.” Así este nene habla a su amigo, enfrenta sus temores, hasta animarse a revelarle ese secreto que lo viene marcando hace un tiempo, y no lo deja ser. De estos secretos que lastiman es de lo que trata este unipersonal, basada en un hecho real. 
Un niño, encarnado por  Nazareno Molina, que pasa de la ternura extrema al rapto más fuerte de venganza. Todo un registro de matices que están presentes en este actor que, además de protagonizar este monólogo, el cual escribió, también lo dirige.
Un texto profundo para una entrega que es total, y se demuestra este sentir en la energía puesta en escena. El cuerpo en función de lo narrado para una historia que va en in crescendo en cuanto a dramatismo e involucramiento. Algo que le pasa al protagonista, pero también al espectador.
La soledad de Albertito habla de abuso infantil, flagelo que los expertos estiman que en Argentina ocurre en la infancia de 1 cada 4 mujeres, y 1 de cada 6 varones. Y la necesidad de recurrir a alguien que lo salve de ese clavario. Así, él, le recita a su muñeco: “A vos sí podría contarte Freeman, porque ahora sos mi amigo, y porque sos un héroe… y los héroes jamás traicionan a sus amigos”
Nazareno Molina recibió una mención como mejor labor actoral por este rol, otorgado por el Instituto Nacional de Teatro, en la Selección Provincial de Entre Ríos 2012, donde se presentó un Work In Progress del espectáculo.


Ficha técnica:
Actor: Nazareno Molina
Guión: Nazareno Molina
Dirección: Nazareno Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario