Cuatro colas y un funeral

Pancho (Marcelo De Bellis) es un cuarentón mujeriego que aprovecha una salida de su esposa Verónica (Belén Francese) para organizar un encuentro íntimo con su amante Brenda (Virginia Gallardo). Pero el plan se complica porque su amigo Lito (Toti Ciliberto) decide contratar los servicios de Sissí (Sandra Villarruel), una prostituta, para hacer una fiesta.
Todo se torna desesperante para Pancho cuando llega el doctor Bragado (Gabriel Almirón), su médico de cabecera, quien le diagnostica una extraña enfermedad: la menor excitación sexual podría provocarle la muerte. Para velar por su salud, el profesional deja a su paciente al cuidado de Cathy (Lola Bezerra), una enfermera que esconde una doble vida como stripper. Como si todo esto no fuese bastante para él, en medio del caos, la esposa de Pancho regresa dispuesta a utilizar toda su sensualidad para salvar el matrimonio.
Este hombre pronto se verá acosado por cuatro mujeres sedientas de pasión, y él deberá hacer todo lo posible para esquivarlas, porque sabe que esas “cuatro colas” pueden significar su propio funeral.
Después de una gira por todo el país, se reestrena en la calle Corrientes esta comedia de enredos, simple pero entretenida. Su tono picarezco juega sin caer en escenas vulgares, que podrían molestar al público femenino. La sucesión de gags tornan también dinámica la continuación de las escenas.    
Si bien este vodevil se apoya en el tridente masculino, probado ya en el género, y con oficio para hace reír, necesario en este tipo de teatro, la parte femenina del elenco acompaña cumpliendo en forma pareja.  
“Cuatro colas y un funeral” es una buena propuesta para pasar un rato ameno de teatro riéndose con buenos comediantes, y disfrutando de cuatro bellezas argentinas.


Ficha técnica:
Actores: Marcelo De Bellis, Toti Ciliberto, Gabriel Almirón, Belén Francese, Sandra Villarruel, Lola Bezerra, Virginia Gallardo. 
Director: Carlos Evaristo
Dramaturgia: Martín Guerra, Sergio Marcos

No hay comentarios:

Publicar un comentario