3 mitades

Benita (Moria Casán) es una empleada inmobiliaria que hace años está casada con Teo (Mario Pasik), dueño de un local de sushi. Ambos, en medio del tedio cotidiano, se enamoran, por separado y sin saberlo, de la misma mujer (Sofía Gala), una excéntrica y sexy perfumista. Ella imprimirá en sus vidas el deseo perdido por la convivencia de la pareja.
Un triángulo amoroso al estilo José María Muscari, un director y guionista que supo imprimir su sello en el teatro nacional (tiene en su haber cerca de 50 obras), con su estética particular, que ya le es tan propia.
Hablar sólo del beso entre Moria Casan y Sofía Gala, además del desnudo íntegro de la diva, sería reducir “3 mujeres” a la mera publicidad con la que algunos medios vendieron la obra. Si bien está lejos de la redondez de otras del autor, el texto juega con diálogos picados sin vueltas, con un lenguaje directo, y chistes que cumplen su objetivo. 
Con un buen comediante como es Pasik, acompañada de la frescura de Sofía Gala, Moria logra cumplir con su papel, aunque en sus monólogos por momentos la domine la show woman que es. En esas exposiciones individuales también los personajes se acercan más al público, sirviendo las mismas como confesiones. Buen recurso por parte del director. El recorrido escénico que hacen los actores incluyen también coreografiadas pasadas, muy al estilo Muscari.  
La puesta en el armado del espacio a partir del corrimiento de una especie de sillones, con un juego de luces acordes y la creación de climas a partir de la música, también son elementos a destacar de “3 mitades”.
En palabras del propio Muscari, una obra que habla de amor, de la destrucción y la construcción del deseo. Melancólica y feroz.


Ficha técnica:
Actores: Moria Casán, Mario Pasik, Sofia Gala
Guión: José María Muscari
Dirección: José María Muscari

No hay comentarios:

Publicar un comentario