La memoria del Bifronte

Estela (Verónica Soldano) muere y llega a un lugar donde está un misterioso hombre (Ian Poles) que pretende algo de ella. Como si fuese parte de un experimento esa persona le da instrucciones. Juntos deberán reconstruir el momento exacto de su muerte. Si fallan, su memoria será borrada irreversiblemente y perderá todo recuerdo de sí, y de su vida pasada. Así, en los recuerdos, aparecerán sus hijos (Diana Cartolano y Pedro Jerez), un pretendiente que es coach espiritual (Sebastián Maldonado), y su marido como figura ausente-presente.   El después de la vida, los laberintos de la mente y una lógica onírica. “Nadie abriere o cerrare alguna puerta sin honrar la memoria del Bifronte”, dijo Jorge Luis Borges.
Con un doble chasquido de dedos, un cambio de luces (buen trabajo de iluminación nos trae la obra), el tiempo y espacio cambian, los recuerdos cobran vida, y el espectador puede así adentrarse en ese “antes”.
Una interesante propuesta en dos tiempos nos propone Marco Cartolano, director y dramaturgo de esta obra, en la cual con recursos audiovisuales completa una puesta despojada. Imágenes que complementan momentos de un buen guión, también sostenido por actuaciones correctas del elenco. 
“La memoria del Bifronte” propone eso, un rescate de la memoria con sus estados, sentimientos y sensaciones, pero desde un lugar del que pocos sabemos. Una comedia negra de lo que sucede después de la muerte.


Ficha técnica:
Actores: Diana Cartolano, Pedro Jerez, Sebastián Maldonado, Ian Poles, Verónica Soldano.
Dramaurgia: Marco Cartolano.
Dirección: Marco Cartolano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario