Sallinger

El Colo (Diego Starosta) es un hombre que no responde a la imagen del típico norteamericano, que debió ir obligado por su país a la guerra contra Corea. Es adorado por su hermano Leslie (Martín Slipak), un actor en edad de ser llamado para ir a combatir a Vietman; y por Ana (Ana Pauls), la menor de los tres, siempre al borde de sufrir un ataque de nervios. En esa, su casa, también viven sus amados padres, Al (Roberto Castro), siempre con una vaso de whisky en la mano, orgulloso de haber sido soldado yanqui; y Ma (Lucrecia Capello), mujer de mirada dramática, “gran delantal” y de historias contar.  
El Colo es destacado como un intelectual excepcional, pero se casa con Carola (Céline Bodis) una mujer absolutamente común, quien lo adora, y algo que a la familia no termina por convencer.
El suicidio de este muchacho traerá desestabilidad y cada uno de estos vínculos se profundizarán, mezclándose los planos de la vida y la muerte en distintos niveles de realidad.
La historia se desarrolla en la Nueva York de los años ´70. A través de monólogos intensos y diálogos poéticos se va descubriendo una aguda crítica a los Estados Unidos de aquella época, especialmente a la idiosincrasia y a la agresividad política del país.  Pero “Sallinger” también es un manifiesto contra la guerra, con todas sus formas y modos, y las consecuencias que deja en el individuo, la familia y la sociedad.
En una suerte de pequeñas confesiones, cada personaje abre su alma y se entrega, siendo el suicidio del Colo principal motivo para estos parlamentos. Así el espectador va entendiendo cada una de sus almas, pero a su vez también a la sociedad. Precisas interpretaciones donde cada miembro del elenco tiene momento para destacarse. Sublime es el papel de Martín Slipak.
El recorrido que se hace por el escenario es funcional a la puesta en escena de la Sala Casacuberta. El traslado de los actores por todo el espacio, que si bien es grande, está perfectamente aprovechado. El nuevo juego de luces con el que cuenta el teatro también funciona al servicio de lo que pretende ser contado.
Con “Sallinger” por primera vez se presenta en el San Martín un texto de Bernard-Marie Koltès, uno de los primeros exponentes del llamado “teatro posmoderno”



Ficha técnica:
Actores: Céline Bodis, Lucrecia Capello, Roberto Castro, Amaya Lainez Le Déan, Luciana Lifschitz, Javier Lorenzo, Francisco Lumerman, Ana Pauls, Martín Slipak, Diego Starosta
Guión: Bernard-Marie Koltès
Traducción: Violeta Weinschelbaum
Dirección: Paul Desveaux

No hay comentarios:

Publicar un comentario