La prueba (o el buen Simón Korach)

Una prueba genética confirma que Pedro Korach (Ernesto Rowe) no es el padre biológico del chico de cinco años que considera su hijo. Esta certeza es el comienzo del fin porque lo constitutivo de su identidad comienza a resquebrajarse. Al pedido de ayuda, Pedro recurre a su padre Simón (Alberto Dobisky), pero que en su afán político solo piensa en ganar las próximas elecciones como intendente contra su eterno rival Gruber.
“No soy  el que pensé ser en los últimos cinco años, Ana no es la mujer que pensé que era, el chico no es mi hijo. Mi vida era una mentira. Lo perdí todo. Todavía la amo.”, sostiene el protagonista perdido en él mismo.
En esta obra, Lukas Bärfuss, uno de los autores jóvenes más reconocidos de la actualidad europea, nos acerca una intriga en que se entremezclan la familia, la ciencia y la ambición; y cómo puede una desdicha familiar fortalecer una imagen política.
Sergio Grimblat dirige una obra cuyo dramatismo va en crecimiento con el correr de las escenas y el devenir mostrará cómo afecta lo privado en lo público, y viceversa. A pesar de actuaciones desparejas, la historia se sostiene por su buen guión y puesta en escena.  
Una obra que habla sobre la fragilidad y el interés individualista de los hombres.


Ficha técnica:
Actores: Gustavo Cenatiempo, Alberto Dobisky, Karen Koch, Graciela Pereyra, Ernesto Rowe. 
Guión: Lukas Bärfuss
Traducción: Birte Pedersen 
Dirección: Sergio Grimblat

No hay comentarios:

Publicar un comentario