Todos felices

Fines de los años 60. Una familia vuelve a reunirse en la vieja casa de la anciana madre para pasar un fin de semana de obligado reencuentro. Allí, y condenada al cuidado de la enfermedad de ella, vive la soterona Ani (Muriel Santa Ana), deseosa por vivir por fin una aventura que corte con su rutinaria vida. Su hermano es Leo (Carlos Portaluppi), un extravagante agente inmobiliario que cree equivocadamente que tiene un fino sentido del humor, quien llegará con su conservadora esposa Sara (Carola Reyna), una romántica soñadora atrapada en un cuerpo exasperado. En medio también estará la otra hermana, Eva (Silvina Bosco), una filósofa miope totalmente despreocupada por la situación familiar, quien llega a la casa a buscar a su esposo Daniel (Juan Minujín), cuyo espíritu libre sólo desea ser querido y hacer feliz a todo el mundo. Charly (Peto Menahem) es el sexto personaje de esta historia, tierno veterinario, pero un caso perdido de vergüenza e indecisión.
“Todos felices” presenta una propuesta inusual. Una original comedia con tres obras que se presentan en distintos días, que forman la pieza completa, pero que no necesitan de la interdependencia para ser comprendidas. Cada una plantea el mismo fin de semana desde un punto de vista distinto, de acuerdo al lugar de la casa donde transcurra la acción (“Comedor”, “Living” y “Jardín”), que es entendida y disfrutada independiente de la otra. 
La obra así planteada presenta un gran desafío tanto para los actores como para la dirección, a cargo de Oscar Martínez, que resuelven la propuesta con una unidad estilística admirable. 
Interpretaciones para descostillarse de risa con una disparata historia en que todos tienen su oportunidad para lucirse. Grandes actuaciones con una correcta puesta que traslada a la década del 60, tanto por vestuario como con la musicalización.   
Lo divertido que resulta ver una de las obras provoca las ganas de disfrutar de las otras restantes, de espiar los demás ambientes de esta casa y ver qué sucede con estos particulares personajes. Porque como reza su título, “podés ver sólo una, vas a querer ver todas.”
“Todos felices” es considerada la pieza más aclamada de Alan Ayckbourn, estrenada originalmente en 1973. En 2009, ya en Broadway, la misma recibió el premio Tony a la mejor obra.


Ficha técnica:
Actores: Carola Reyna, Muriel Santa Ana, Silvina Bosco, Carlos Portaluppi, Peto Menahem y Juan Minujín.
Director: Oscar Martínez
Guión: Alan Ayckbourn
Adaptación: Fernando Masllorens y Federico González del Pino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario